Certificación energética

Bi Quantum Efficient Energy S.L utiliza los documentos reconocidos por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio para la obtención de las diferentes tipologías de certificaciones de eficiencia energética existentes en la actualidad, además de incluir junto con su calificación energética correspondiente una serie de medidas encaminadas a la mejora de la calificación final.

Tipologías de certificados de eficiencia energética

  • Certificado de eficiencia energética de proyecto
  • Certificado de eficiencia energética de edificio terminado
  • Certificado de eficiencia energética de edificio existente

En qué consiste el certificado de eficiencia energética

La normativa europea trata de fomentar la eficiencia energética en edificios y viviendas con el fin de cuidar el medioambiente. Han pasado más de 10 años desde la entrada en vigor de la Directiva 2002/91/CE, relativa a la eficiencia energética de los edificios, en la que se instaba a los Estados miembros a velar por la implantación de un documento que informara a los ciudadanos sobre el comportamiento energético existente en los edificios y viviendas.

Si bien hasta ahora en España sólo se exige un documento semejante para los edificios de nueva construcción -o grandes rehabilitaciones-, ahora la novedad es que se ha ampliado a los ya existentes.

Qué es la certificación de eficiencia energética de edificios existentes

La certificación de eficiencia energética es el proceso por el cual se verifica la conformidad de la calificación obtenida con el edificio o unidad del edificio existente estudiado y conduce a la posterior expedición del certificado de eficiencia energética.

La necesidad de ser competitivos en un mercado difícil y saturado como el inmobiliario, con mucha oferta y poca demanda, hace que una vivienda energéticamente eficiente se revalorice positivamente y tenga un valor añadido frente al resto de las ofertadas, más aun en la actualidad que las facturas de los servicios del hogar (electricidad, agua y gas) están subiendo de forma exponencial y sin previsiones de que esta situación vaya a cambiar a corto-medio plazo.

Qué es la certificación de eficiencia energética de edificios existentes

  • Identificación del edificio o, en su caso, la parte que se certifica (dirección, municipio, provincia, zona climática y referencia Catastral).
  • Indicación del procedimiento reconocido utilizado para obtener la calificación energética.
  • Descripción de las características energéticas del edificio y demás datos necesarios para obtener su calificación energética (instalaciones térmicas, envolvente térmica y elementos que la componen, instalaciones de iluminación y condiciones de funcionamiento y ocupación en caso de tratarse del sector terciario, etc…).
  • Normativa vigente sobre ahorro y eficiencia, en caso de existir, en el año de construcción.
  • Descripción de las pruebas, comprobaciones e inspecciones llevadas a cabo por técnico certificador.
  • Calificación de eficiencia energética del edificio expresada mediante la etiqueta energética.
  • Un listado con un número suficiente de medidas de ahorro energético recomendadas por el técnico certificador.

Obligatoriedad en su obtención

Desde el 1 de Junio de 2013, por la aplicación del Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, cada edificio o unidad de edificio existente (vivienda, oficina, local comercial, etc...), cuando sean objeto de contrato de compraventa o de arrendamiento, tendrá que conocer su calificación energética y disponer de un certificado que así lo acredite.

Una vez emitido el certificado, éste tendrá un periodo de validez de 10 años tras los cuales habrá que renovarlo para que refleje las posibles obras de mejora que se hayan hecho en el edificio o vivienda.

El propietario podrá voluntariamente proceder a su actualización cuando considere que existen variaciones en el edificio que pudieran modificar la calificación obtenida con anterioridad.

Edificios exentos de la obtención del certificado de eficiencia energética

  • Las edificaciones que por sus características de utilización deban permanecer abiertas
  • Edificios y monumentos protegidos oficialmente, cuando el cumplimiento de tales exigencias pudiesen alterar de manera inaceptable su carácter o aspecto.
  • Edificios utilizados para culto y actividades religiosas.
  • Construcciones provisionales con un plazo previsto de utilización igual o menor de dos años.
  • Edificios industriales y agrícolas, en la parte destinada a talleres, procesos industriales y agrícolas no residenciales.
  • Edificios aislados con superficie menor de 50m2.
  • Edificios de sencillez técnica y escasa entidad constructiva que no tengan carácter residencial o público, ya sea de forma eventual o permanente, se desarrollen en una sola planta y no afecten a la seguridad de las personas.
  • Edificios que se compren para su demolición.
  • Edificios de viviendas que sean objeto de un contrato de arrendamiento por un tiempo inferior a cuatro meses.

Además de la calificación global, se incluyen las calificaciones parciales de calefacción, refrigeración, agua caliente sanitaria e iluminación, esta última en caso de tratarse de un inmueble del sector terciario.

Qué hacer una vez que dispongo del certificado de eficiencia energética

  • La etiqueta de eficiencia energética debe incorporarse a toda oferta, promoción publicidad dirigida a la venta o publicidad.
  • Cuando el edificio existente sea objeto de contrato de compraventa, total o parcial, será puesto a disposición del adquiriente.
  • Cuando el objeto del contrato sea el arrendamiento total o parcial del existente, bastará con la simple exhibición y puesta a disposición del arrendatario una copia del certificado.

Edificios exentos de la obtención del certificado de eficiencia energética

El propietario de la vivienda, edificio o local será el responsable de obtener y abonar el coste de este certificado para poder vender o alquilar su inmueble. Esta es precisamente una de las diferencias con respecto a las actuales certificaciones energéticas para edificios en uso (no de nueva construcción), ya que serán los propietarios de las viviendas individualmente los que puedan solicitar el certificado, y no necesariamente la Comunidad de Propietarios.  Para poder realizar un trabajo exhaustivo es necesario que se facilite al técnico certificador el acceso al interior de todas las dependencias del inmueble e instalaciones tales como cuartos de calderas, cubiertas, sótanos, etc.

Más recomendable aún es que el técnico certificador vaya acompañado durante la visita por el responsable de mantenimiento para evitar de este modo la interpretación y posterior ajuste de las características del inmueble y sus instalaciones a la realidad.

Quién puede elaborar estos certificados

Ha de ser redactado por un técnico que este en posesión de cualquiera de las titulaciones académicas y profesionales habilitantes para la redacción de proyectos, dirección de obras, dirección de ejecución de obras de edificación o para la realización de proyectos de sus instalaciones térmicas, según lo establecido en la Ley 38/1999, de 5 de noviembre, de Ordenación de la Edificación.

Herramientas reconocidas y procedimientos para la certificación energética de edificios

  • Procedimiento General para la certificación de edificios en proyecto y terminados.

Los programas informáticos Calener (VyP y GT) y CERMA son herramientas promovidas por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través del IDAE, y por el Ministerio de Fomento, que permiten obtener la certificación de eficiencia energética de un edificio, tanto en su fase de proyecto como del edificio terminado.

  • Procedimientos simplificados para la certificación de edificios existentes.

Los Programas informáticos CE3, CE3X y CERMA, son herramientas promovidas por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través del IDAE, y por el Ministerio de Fomento, que permiten obtener la certificación de eficiencia energética de un edificio existente.