ISO 50.000

Gestión energética para Pymes, Comunidades de Propietarios y Particulares

Desde Biquantum ofrecemos un servicio de gestión energética enfocado en asesorar a nuestros clientes en todo lo relacionado con la mejora de contrataciones y en la implantación de medidas dirigidas a la reducción del consumo energético.

Con la experiencia adquirida por Biquantum durante años en este sector, el cliente contará con una contratación acorde a sus necesidades, así como con un conocimiento fiable de dónde y cómo se produce el gasto energético en sus instalaciones a partir de un inventariado de equipos y seguimiento mensual de facturaciones.

Todo esto permitirá presentar complementariamente posibles medidas de ahorro valorando tanto técnica como económicamente su viabilidad e implantación.

Asimismo, disponer de un servicio de gestión energética permitirá al cliente mantenerse actualizado respecto de todas las modificaciones legislativas que se produzcan en el sector energético, determinando en qué grado se verá afectado por las mismas y como adaptarse a ellas.

Metodología:

  • Todo comienza con la recopilación de la máxima información posible respecto al gasto energético del cliente, fase previa, mediante la cual se pueda realizar un primer análisis energético.
  • La siguiente fase consiste en visitar las instalaciones, en lo que definimos como Pre-Auditoría, con el fin de inventariar, caracterizar y analizar los diferentes equipos existentes asociados a los consumos previamente analizados.
  • La tercera fase está destinada a la elaboración del informe técnico-económico, donde se detallan las posibles actuaciones de mejora desde la perspectiva energética y económica.
  • La penúltima fase se centra en el desarrollo e implementación de las medidas de mejora expuestas en el informe, de acuerdo a un programa de actuaciones consensuado.
  • Y por último, la fase de seguimiento, fase con un horizonte temporal variable en la que se desarrolla una comprobación mensual de la correcta facturación de los conceptos integrantes de la factura, el alcance de los ahorros definidos, así como la resolución de cualquier incidencia que pudiera surgir con la compañía distribuidora o comercializadora.

ISO 50.000

Este estándar fue publicado por la Organización Internacional de Normalización en Junio de 2011 y es aplicable para cualquier tipo de organización independientemente de su tamaño, sector o ubicación geográfica.

La finalidad de esta normativa no es otra que la de permitir a una organización implementar, mantener y mejorar un sistema para la gestión de la energía, pudiendo de este modo identificar las oportunidades de reducción y optimización en su utilización, disminuir sus costes relacionados y las emisiones de gases de efecto invernadero.

No se especifican metas cuantitativas, por lo que cada organización elije las metas que desea establecer y posteriormente diseña un plan de acción para alcanzarlas. Gracias a este enfoque estructurado una organización tiene más posibilidades de observar beneficios financieros tangibles.

La metodología para la implantación de este estándar se basa en el “Círculo de Deming” o metodología PDCA (Plan-Do-Check-Act).

  • Plan: Planificar y establecer un Plan energético con acciones y objetivos concretos para mejorar la política energética de la compañía.
  • Do: Implementar las acciones previstas.
  • Check: Monitorizar los datos y determinar el grado de cumplimiento de la planificación y los objetivos establecidos.
  • Act: Revisar y verificar los resultados para tomar las acciones correctoras y de mejora que se estimen oportunas.

Dado que la implantación de un sistema de gestión no es obligatoria, su certificación únicamente demuestra que el sistema de gestión de energía de la organización cumple con los requisitos de la ISO 50001, proveyendo a clientes, empleados, administración y diferentes partes interesadas de un mayor grado de confianza en relación al ahorro energético.

Un valor añadido de la obtención de dicha certificación es la mejora progresiva en relación a la gestión de la energía, generando ahorros adicionales en sus costes a lo largo de los años.